Galería

Jimmy Molares y yo

ec2523e7f48b3ba0cea643e8343994e0--girl-illustrations-illustration-art

Jimmy Molares es un payaso neófito de la política. Gobierna bajo las indicaciones de la corrupción, un pueblo que necesita atención, educación y salud. Desde su posición como presidente del país Jimmy Molares me duele justamente como las molares.

Me duele muchísimo, no me deja dormir bien, no importa hacia qué lado de la cama me incline. Las molares afectan hasta mi atención en clase de lingüística y tocarla me da miedo porque siento que me dolerá más allí, en mi lucha por un mejor país. Se esfuma mi fe cuando me informo sobre el país. Como un dolor de muela, me destroza la tiranía. Jimmy Molares me duele con fervor y sin compasión. Y yo, yo estoy a tres píldoras de desvanecerme en completa desnudez, en representación de todo lo que nos han arrebatado, ante la resignación de mi futuro.

Galería

El verano, el café y vos

El verano, es tan abrasador

como mi amor

relampaguea sobre mi

tristeza y ser ríe entre

lágrimas dulces

me eriza los pulmones.

El verano me recuerda

a ti, eres mar en esta tierra

de rocas de cristal

movías tu cuerpo sobre el

mío al ritmo de las

olas y te respiré como

al agua .

Te observo detrás

del humo que exprime

el café.

El café, siempre le

he tenido mucha envidia

te gustó más que yo,

a mí, a mí el café

me enfría el recuerdo.

Soy extranjera del universo,

no encajo en esta tierra

no entiendo a la gente

no lloro como los demás.

Converso con la muerte,

con tu muerte y te veo convertido

en fantasma como lo dice

aquella triste canción.

Quiero nadar en

el insomnio eterno, porque

sé que pronto cerraré mis ojos

para dormir infinitamente

en tu amor, mi amor.

 

 

 

 

Galería

¡Ay vida!

¡Ay vida! Enséñame a perdonarme. Que el llanto me caiga fuerte. Ayúdame a ser màs humana y menos soberbia. A sentir, a amar cada vez con màs intensidad. No cortes mis aletas, las necesito para volar. Universo no te detengas, gira y sana el duelo carmesì que ha caminado conmigo en este tiempo.

Tristeza, tenme compasión. Es un nuevo año y sigo perdida en el laberinto que me lleva hacia mí. Luna, límpiame de amor y de sueños rotos. Quiero ser verso en este poemario que es la vida, quiero ser luz en los túneles de las derrotas.

¡Ay vida! Tú me has visto a la deriva, los alacranes escalando en mi impotencia y la soledad, como la serpiente, se enredaba soñadora en mi alma. Le supliqué a todos los dioses entre lágrimas y me encontré más alejada. Me conocí y rescate al quetzal, mi álter ego infinito. No me dejes dejar de soñar.

Me fumo los girasoles y reflorecen en mis pupilas desgastadas por la poesía, las letras se introducen en mis pezones en donde se vuelven mar y huelen a sal. El agua me alimenta, floto en la laguna de la libertad, quiebro todos los cristales que encierran mi viento. El alba me espera al final de este camino, mientras pueda amarla y disfrutarla antes de caminar por los mundos opuestos.

Querida muerte, soy hija del abandono. Por favor, cuando vengas no te vayas, no me abandones. Vida, por favor permíteme aventurarme en las aguas de los amores a los que he amado efímeramente con todo el corazón.

Galería

Purificando mi ser

Invoco a los espíritus ancestrales

como una felina me reflejo en

el espejo con quetzales sobre el cabello

la libertad llama libertad

brujas con pócimas de poderes y los murciélagos

se esfuman en mi presencia y

florecen nubes de sueños en mi sexo

apuñalo tus comentarios hirientes

desnuda ante todos, como ser natural enviado

por las raíces de la madre tierra y creo un encuentro con

mi amor hacia mí, levito mientras por mi

cuerpo chorreo agua producto de mi escencia

introduzco los dedos en mi galaxia y saco,

con dolor los complejos, les paso la lengua

lleno de estrellas mi vientre, soy diversa,

soy amor, soy placer, soy aceptación,

soy visibilidad, soy libre; me alimento del baile

de la pertenencia de mi propio territorio

mis sentidos son las ramas de los árboles que se mueven

con el calor del frío, mismo que atrapa mi felicidad

me siento fuerte como la luz reflejada en mis ojos, soy la recuperación de

un cuerpo imperfecto pero amado, dejo que

el vuelo de los pájaros lo acaricien hasta adentrarme

en un éxtasis exquisito y ya no soy pequeña ni insignificante

también disfruto, también me libero y es en este punto

en el que saboreo la dulzura del aire que la poesía

me ha traído, ya todo se calma

dejo pasar el río para purificar mi mente,

para evaporarme.

 

 

Galería

El Precio de una Ilusión

las luces se reflejaban en mis hombros

bebíamos vino y reíamos hasta

agotarnos, me gustabas

ofreciste llevarme a casa, todo a

tu lado era increíble, prendiste la música

 

el aire entraba por la ventana, de la

misma manera que la ilusión en mi sangre

de pronto, el camino me pareció desconocido

no es el que me lleva a mi hogar

me sonreíste y colocaste tu mano sobre mi pierna

se deslizaba bajo mi falda,

vamos a dar una vuelta-susurraste

sentí como tu mentira encadenó mi alma

cierro mis piernas con fuerza y te pido que pares

el miedo sale del armario, cómplice de tu

chantaje, el ritmo de mi sangre se acelera

y el tiempo en el reloj se detiene

 

me encarcelas con besos no deseados

con tus dedos ásperos y calientes

invades mi territorio, mi cuerpo

quiebras mi alma, porque regresarme

a mi casa tenía un precio más allá

del dinero, pero no me lo pediste,

no me dijiste que mi integridad iba a

terminar hecha pedazos

como consecuencia de querer regresar

a casa.

 

me tumbo destrozada en mi habitación

tengo cicatrices en el corazón y restos de

tu suciedad en mí, no entiendes que lo que

hiciste no solo fue para satisfacerte, me

robaste un pedazo de esperanza,

de vida.

 

cesa mi llanto de un impulso y escribo

con una necesidad arrebatada,

como si fuera la vida misma

y escribo, para recuperar mi alma

para salvar mi cuerpo, para limpiarlo

escribo, escribo y escribo para sobrevivir

y poder vivir de nuevo.