Una lámpara con un foco que agoniza

Me gusta la luz que habita en medio de la oscuridad. La tenue. Esa que permite que te veas al espejo y en el mismo reflejo aparezca tu sombra. Es una realidad ignorada, nadie busca su lado oscuro. Y pienso en mí, en los infinitos vacíos que regocijan en mi interior. A pesar de lo mucho que trabajo en él, la hipocresía siempre me acompaña. El apego a la paz de la soledad aniquila a veces mis sentidos.

Caminar en la penumbra del ser, obliga a aprender el camino de memoria. No tengo propósitos, creo que el mayor propósito del ser humano es no tener ninguno, sino se vive a la sombra de esa luz al final del túnel que nunca llega y envejece a los sueños. No escuchar el solo de guitarra ni la melancolía de la voz que canta tu canción favorita, es una tragedia existencial. Ahora que lo pienso ese puede ser un propósito. Disfrutar.

No sé claramente qué escribo. Las preguntas no me dejan dormir. Los observo a todos y no comprendo en qué nube vivo. Cómo nos podemos herir tan inhumanamente, cómo podemos vivir “cancelando” el error humano. No justifico, por supuesto que tengo mis ideales y mis criterios bien puestos pero, (siempre hay un pero) este mundo se quiebra, hay retazos de tierra en cada paso, hay ignorancia, dolor heredado y melancolías congeladas en un adiós interminable. Afortunadamente no puedo hablar por todo el mundo. Hablo por lo que me quema adentro y mi frustración eterna de no entender las complejidades modernas de la existencia, siendo apenas una joven de veintitrés años, parte de la modernidad.

No sé claramente qué escribo. Solo sé por qué. Es porque no puedo dormir. Trabajo constantemente con el objetivo de crear un cambio y eso directamente me obliga a pensar en los cambios que no logro hacer en mí, el más grande es aprender a necesitar a los demás y luego hay cambios mas absurdos, pero que igual tienen su lucha, por ejemplo, todos los días de este año me he propuesto ordenar mi cuarto, no dura ni cinco minutos todo en su lugar. Quizás eso que dicen de que el desorden del clóset es el de la mente es cierto pero, de ser así, considero que me estoy volviendo loca. Una vez lo perdí todo, quizás también por eso lucho por los cambios, quizás por eso también no tengo un propósito. Habito en un mundo que vive girando con un tiempo muerto y me pregunto, si ahora parara el mundo, si fuera el fin ¿me iría contenta? Quiero creer que sí, porque he bailado muchísimo en mi corta vida y el baile es otra forma de detener las ausencias, de regar los vacíos, de olvidar la crueldad en la que giramos.

No sé claramente qué escribo. Pero es lo único que sé hacer, no sé si lo hago bien, pero es lo único que sé hacer. Soy una mujer que ha sido abandonada miles de veces, hasta por mí misma y he actuado mal muchísimas veces y a pesar de todo el trabajo que hay en mí. A veces no me reconozco o aún peor, me dudo. No soy fuerte. Y soy adicta a todo. He caído en todos los vicios que existen y el que más me ha matado es el de la soledad. Entre más los veo matándose, rompiendo la privacidad de equivocarse, más me repugna salir, ¿y si me equivoco? ¿y si en realidad lo que hago es una completa equivocación? ¿y si busco un futuro que no existe?

No sé claramente qué escribo. Ni para quién. Hay abismos muy dulces. Ya no quiero ser persona. Quiero ser luz tenue. Una lámpara con un foco que agoniza. Ahí también está el amor, en vivir en el silencio. Disfrutar. Qué mediocre les puedo parecer. A quién en un mundo de pantallas, de éxitos, de amoríos, se le puede ocurrir vivir sin más. Vivir es una muerte que se construye, acerca a un fin. Qué mejor que hacerlo sin ataduras, sin prejuicios, sin más que la compañía de las letras que bailan juntas hasta convertirse en versos o en este texto que no sé claramente qué es porque no sé claramente qué escribo. Solo soy presa del insomnio. Las lágrimas ahora mismo me fulminan, ojalá se conviertan en pájaro o en una voz que ha sido silenciada. Ojalá. Adiós.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s