Mensaje Catártico

Estaba pensando que soy re irónica, tengo como 10 chats en Guatsap que me rehúso a leer incluso cuando algunos son tipo la señal que te indica que la conversación ya se terminó ¿ya saben cómo? y ando acá usando el blog para contarle a todo el mundo mi vida. Me estoy tomando un vinito blanco, que me recuerda que una cosa que me cuestiono constantemente esta cuarentena, cuando me tomo mis cervecitas o mi vinito es si soy alcohólica. Luego me calmo y pienso así de ya qué le voy a hacer (ja, ja)

Digo, paso todo el tiempo haciendo algo en la computadora, todos los días, si no es trabajo de la agencia, estoy escribiendo cosas sin sentido o queriendo cambiar el mundo. Cosa que dudo hacer sola. ¿Cómo les va esta cuarentena? voy a fingir que me respondieron para que esta entrada fluya mejor. Empecé a escribir esto hoy y lo publicaré sin mayor edición porque estoy frustrada por múltiples cosas. La más importante es que esta semana en el chance mi creatividad ha estado por los suelos y eso me pone de bajón y yo, ¡YA estaba de bajón!  (ja, ja) tengo una presentación en espera pero decidí venir a sacar mi catarsis con ustedes, mis fieles lectores. De repente y se están sintiendo igual, yo qué sé, la cuarentena está llena de cosas tan demandantes, la gente dice tantas cosas sobre lo que podemos o debemos hacer que siento que la cuarentena es como decir que el amor existe cuando te acaban de cortar.

Eso me lleva a mi segunda frustración, desde que estoy encerrada leo menos y casi no escribo. Casualmente antes de empezar este caos,  me rompieron el corazón y es raro y ridículamente absurdo ¿saben? como que estoy llena de nuevas oportunidades, proyectos, libros, presentaciones, cursos y es raro estar trabajando tanto cuando tenés el corazón así. Es una especie de cumplir tus sueños con un dolor completamente ajeno a ellos. En fin, mi punto es que no quiero hacer nada o como todos saben que yo digo, no quiero hacer NARA. Citando la Tusa.

Esta situación, esta crisis es en lo único que pienso. Literalmente vivo pensando en esto y también en mí, quizá lo que ahora quiero, a comparación de otras veces no es escribir. Es entenderme en el mundo para poder escribir. Siento que esa cuestión de estar súper productivos y felices ante esta situación es para los más fuertes. Pienso en lo hipócrita que he sido todo este tiempo y no lo digo en modo de rechazo, en realidad me enorgullece darme cuenta de lo mucho que hablaba de trabajar en una misma y lo tan ajena que estoy de mí.

Antes de esta crisis creía que sabía lo que quería incluso a quienes quería, en medio de esta crisis he descubierto una cosa re mamona pero cierta y es que me gusta mucho mi trabajo, que no había escrito nada por tener el corazón roto, pero sí escribí esto porque he tenido muchas ganas de pensar ideas y ni madres, ya todo lo demás me resulta incierto. Este tiempo a solas solo me hizo encontrarme con que no sé quién soy, ni por qué soy lo que soy hasta ahora. Supongo que también el desconocerse puede ser una oportunidad para encontrarme.

Bueno, me voy a terminar mi pres. No beban como yo, no participen en manifestaciones ridículas porfi. Tomen agüita y envíenme sus mensajes catárticos.

 

Publicado en yo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s