Ausencia

Me quiero revolcar en tu camanance y

caminar en tus pies.

Soy incapaz de formular palabra,

solo tengo mis versos,

mi voz también te la llevaste.

camino en el ennegrecido sino que es esta ausencia rasposa tuya.

Trituraste mi aire.

Enterneciste el regreso de la soledad.

Calmaste el avispero de gemidos que dejaste volando en mis libros.

Barriste con lástima, la compañía tuya que habías olvidado en el cuarto.

Fuiste buena. Qué buena mujer.

Me desplomaste en tu abono con piedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s