Galería

Unas veces Benedetti, otras yo.

Unas veces me siento como una jacaranda astillada

y en otras, como un colibrí enamorado.

Unas veces me siento intoxicada por la peste

y en otras como una hermosa criatura de llanto.

Uno a veces es la muerte misma desvaneciéndose

y otras veces la dulce niebla rozando la soledad de un abedul

pero hoy, me siento como un quetzal enjaulado

porque a nosotros, los animales libres

cuando nos encierran,

nos crecen las alas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s