El recuerdo es vida

300px-Angel_de_Leon

Ángel Rodolfo de León Palacios (21 de agosto de 1991-31 de marzo de 2012)

 

Escuchaba la parte de una canción que me gusta mucho de SOJA y decía “I’m still with you even when you’re gone” y pensé en que muchas veces no nos damos cuenta de lo que decimos, me refiero a que no lo analizamos del todo incluso cuando decimos que vamos a estar ahí aunque la otra persona no esté, eso nunca lo tomamos tan literal, en lo general, nos referimos a que el amor se acabe o la relación pero, ¿qué pasa entonces si realmente ya no puedo verte?, ¿ni escuchar tu voz?, ¿ni reírme de tus ocurrencias?

Luego medité sobre la canción en sí, las historias que trae en ella, las veces que dos personas se la han dedicado pensando en el amor eterno que desean construir para ellos, personas jóvenes y exitosas como de las que hablaré a continuación.

Hoy hablaré de Ángel de León Palacios persona auténtica, artista innato, de esos que tienen el poder de que con su luz, alumbra tus sombras y te alegra no el día sino la esencia, la vida.

Él se preparaba para ser biólogo en la Universidad del Valle de Guatemala (universidad de élite)  y falleció hace 4 años junto con dos compañeros más en un campamento para un monitoreo de cocodrilos en una mina de Izabal.

Eran 4 personas quienes abordaban la lancha los cuales eran Ángel de León Palacios, Nahomy Lara y Juan Carlos Velásquez bajo la “responsabilidad” del biólogo Lemuel Valle. Los tres estudiantes y el biólogo “responsable” salieron al monitoreo de los cocodrilos en horas de la tarde, cuatro horas después el biólogo acudió al campamento informando que la lancha se había volcado y los 3 estudiantes estaban desaparecidos. También informó que los tres estudiantes portaban chaleco.

El biólogo reaccionó con indiferencia a lo ocurrido y no ayudó a buscar a los estudiantes. En horas de la madrugada se encontró el cuerpo de Nahomy el cuál fue trasladado inmediatamente al centro de salud. El biólogo “responsable” de los estudiantes seguía mostrándose ajeno a tal hecho lo único que dijo fue que cuando la lancha volcó nadó a la orilla y cuando volteó ninguno de los estudiantes estaba a la vista ni tampoco los escuchaba.

Los cuerpos de Ángel y  Carlos fueron encontrados al día siguiente aproximadamente entre las 2 y 3 de la tarde uno al lado del otro como queriendo mantener sus hilos de amistad unidos. Ninguno de los 3 tenía el chaleco puesto y Nohemy y Ángel según el INACIF ambos tenían moretes y golpes.

Desde lo sucedido no se sabe realmente ni a ciencia cierta cómo murieron estos jóvenes, las audiencias se han ido posponiendo y cancelando, la Universidad del Valle de Guatemala, una universidad de prestigio, se porta ajena, indiferente a lo sucedido como si posponerlo está bien porque no es nada importante porque se puede solucionar otro día.

Pero no, no se puede porque existen familias, amigos, novias exigiendo justicia, exigiendo razón y están en todo su derecho de exigirlo. Pero estas son unas cuantas de muchas muertes que se quedan en la indiferencia. Porque desgraciadamente pareciera que vivimos en el país del olvido todo se nos olvida, todas las injusticias se nos olvidan.

Conocer a personas en nuestro entorno con deseos de cambiar el mundo es muy difícil, encontrar personas con fe de que podemos tener un lugar mejor para vivir, personas que buscan su propia escencia, descubrirse, estar felices por el hoy y el ahora, sobre todo encontrar personas que aman es muy complicado y cuando las tenemos nos las arrebatan.

Siempre he pensado que tener un futuro prometedor o ser exitoso va mucho más allá que tener cualquier tipo de título estudiantil o incluso más allá que tus notas altas. Sos exitoso cuando hacés lo que realmente te gusta y sos bueno en ello, exitoso cuando te esforzás en lo que querés, en quienes querés. Cuando llenás la sala de tu alegría y le alegrás el día o la vida a alguien más. Ser exitoso es ser feliz.

Ángel y su novia se dedicaron “You and me”, y él está ahí aunque ya no esté y ella está ahí aun cuando él ya no está.

No podemos seguir quedándonos callados ni estar de brazos cruzados, me niego a callarme, a esconderme y a esperar que las agujas del reloj sigan pasando mientras mi dolor aumenta.

No los voy a regresar, tampoco los voy a revivir con este artículo. Pero los estoy recordando y el recuerdo no deja morir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s