Hija Naturaleza

 Adara_Sanchez_Anguiano_Spain_2

Sentí que tenía nueve vidas, como afirman los egipcios, gruñí por no querer levantarme de mi cama,quería acurrucarme entre las sábanas, en efecto, amanecí siendo gata. Mientras me estiraba de una manera muy peculiar en forma de protesta, analizaba las divisiones.  Las divisiones que los humanos en nuestras mentes retrógradas y vacías hemos creado.

Quiero decir, todos los habitantes de la tierra somos simplemente hijos de la naturaleza, seres que nos comportamos según la naturaleza nos dicta, que los géneros y las divisiones en el mundo solo las creamos nosotros.

Nosotros, humanos que no creemos en la espiritualidad y en la diversidad natural de los seres existenciales en el mundo. Que a pesar de tener un cerebro, lo utilizamos para creer y respetar a un ser que no vemos pero no lo utilizamos para aprender que ensuciar el lugar donde vivimos y maltratarlo, es de una persona con una falta excesiva de sensatez.

Seres humanos que estereotipamos absolutamente todo lo que nos rodea. En esta maldita sociedad no se permite que un hombre llore por horas y con mucho sentimiento porque se supone que ellos deben ser fuertes, un hombre no puede despertarse con ganas de arreglar su cabello, de intentar verse bien porque lo tachan como homosexual y lo realmente molesto de esto es que ese término lo utilizan como insulto, clase de idiotas.

Es imposible que una mujer diga groserías, o que no esté siempre con cinco kilos de maquillaje encima porque, las mujeres y las damas no pueden pasar por alto su perfecto comportamiento y superficialidad ante la sociedad, no puede comportarse como un hombre siendo una mujer. ¿Y qué si me quiero comportar de ambas maneras?

Yo no quiero tener hijos y no quiero casarme quizá más adelante cambie de parecer o quizá no. Pero las personas me tachan de ser una mujer y persona con pensar antinatural, al contrario, sigo mi propia naturaleza, la de mi ser, la de querer ser libre como un colibrí.

Todo lo que nos rodea es natural, los animales son buenos, la mayoría mejores que muchos humanos y a ellos no se les impone ningún tipo de religión o de costumbre, ellos se comportan de acuerdo a su naturaleza, y los humanos deberíamos aprender muchos de ellos.

Ni la religión, la política y la ciencia van a definir lo que somos. La naturaleza nos hizo para ser libres para definir las cosas que nos gustan o las que no, tenemos la libertad de ser lo que queramos, la libertad  de preferir un ritual de meditación que ir a misa, o viceversa, son decisiones propias.

Pero debemos cambiar nuestro pensar, aceptar el daño que le hacemos al mundo con nuestros estereotipos, con nuestras divisiones de género, de especie, de estatus, de preferencia sexual, de religión,  debemos dejar de jerarquizarnos y aceptarnos como seres naturales, como hermanos naturales. Liberarnos de la mente cerrada en la que vivimos.

Aceptar que mostrar y gritar a los cuatro vientos nuestros sentimientos y nuestro pensar lo único que provocará es que seamos personas más libres. Nadie tiene poder sobre nosotros y nadie puede decirnos qué hacer o si lo que hacemos está bien o mal. Esas decisiones las tomamos nosotros.

Espero podamos darnos cuenta que la naturaleza hizo de nosotros un poema perfectamente inmortal.

 

 

Un comentario sobre “Hija Naturaleza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s